Bogotá D.C. 18 de junio de 2019. Como ejemplo de trabajo en favor de la población con discapacidad, el alto consejero presidencial para la discapacidad Jairo Clopatofsky, destacó la labor de acompañamiento y seguimiento realizada por la Contraloría de Cundinamarca en la implementación de la política pública municipal de discapacidad y la accesibilidad.

Los 116 municipios adoptaron oficialmente la política pública de discapacidad, con vigencia 2019, mientras que en 2016 sólo 31  la habían asumido, es muestra del interés planteado por la Contraloría para que los territorios estructuraran los programas de inclusión con bases claras y objetivos alcanzables que generen la efectividad requerida para beneficiar a la  población vulnerable.

En el marco de la rendición de cuentas de la entidad, el contralor de Cundinamarca, Ricardo López Arévalo, presentó el resultado de la Convocatoria SOY Municipio Incluyente, actividad que reconoce las mejoras prácticas asumidas por las administraciones municipales en su compromiso de facilitar una mejor condición de vida de quienes por alguna razón presentan condiciones de discapacidad.

En esta primera convocatoria, los municipios reconocidos por la Contraloría de Cundinamarca por el trabajo en favor de esta población son: Cajicá, Carmen de Carupa, Mosquera, Mesitas del Colegio, Sesquilé, Anapoima, Soacha y Cota.

A su vez el alto consejero, Jairo Clopatofsky, reconoció a los alcaldes que participaron en el concurso SOY Municipio Incluyente, así como al contralor López Arévalo y su señora esposa Angélica Jiménez, por la articulación e impulso dado en el departamento por las personas con discapacidad.

Por su parte, al entregar los reconocimientos, el contralor López Arévalo expresó que “es gratificante evidenciar que la política pública de discapacidad en el departamento se ve reflejada a través de inversiones en lo social, en lo educativo, en lo deportivo, en lo cultural, y en emprendimiento e infraestructura; pero principalmente en ese espíritu donde el amor, la pasión y la convicción de servicio salen a relucir, lo que me despierta un sentimiento de gratitud y esperanza en el servidor público cundinamarqués y la evidencia de que Nuestra huella es visible”.