Boletín 21. Bogotá D.C., 20 de agosto de 2020. El próximo lunes 24 de agosto, la Contraloría de Cundinamarca y la Asociación de Personerías de Cundinamarca, APERCUNDI, desarrollarán una jornada de capacitación denominada “El Personero como Veedor del Tesoro”, dirigida a todos los personeros del departamento. 

La actividad académica que se realizará de manera virtual, iniciará a las 9 de la mañana, y responde al convenio suscrito entre la Contraloría de Cundinamarca y APERCUNDI, el cual busca aunar esfuerzos técnicos y académicos entre las dos instituciones para proporcionar espacios de actualización y aprendizaje a quienes tiene las funciones de ministerio público en los municipios, y en especial como los primeros veedores de los recursos públicos en sus localidades.

Entre los temas a abordar, que pretenden reforzar los conocimientos que permitan a los personeros desarrollar a cabalidad sus tareas de velar por el cumplimiento de los principios rectores de la contratación administrativa y de los objetivos del Control Interno, de evaluar permanentemente la ejecución de obras públicas que se adelanten en eI respectivo municipio, la coordinación de la conformación democrática de veedurías ciudadanas, de su potestad de solicitar la intervención de las cuentas del municipio ante la Contraloría General de la República cuando lo considere necesario, de promover la celebración de los cabildos abiertos para presentar informes como veedor del tesoro, entre otros aspectos.

Para el personero de Zipaquirá y presidente del APERCUNDI, Miller Mauricio Castro Luque, “este convenio profundiza lazos de cooperación, en condiciones de igualdad y similitud, que permite establecer intercambios normativos de experiencias y relaciones de colaboración en los distintos campos que presenta el control fiscal, el control social, la promoción y guarda de los derechos humanos, en beneficio de la comunidad cundinamarquesa”.

Por su parte, el contralor de Cundinamarca, Edgard Sierra Cardozo, expresó que “la suscripción del convenio representa un beneficio para el cumplimiento de la misión de cada una de las entidades en tanto que el intercambio de buenas prácticas entre  estas instituciones fortalece el ejercicio del control fiscal territorial, así como la labor de vigilancia y control de las actuaciones de los servidores públicos, de esta forma seguimos generando valor y sostenibilidad para Cundinamarca.”